Blogia

eltimonel

Un docente: Carlos Fuentealba. Te recuerda Beatriz Karam.

Un docente: Carlos Fuentealba. Te recuerda Beatriz Karam.

Cuando la pena es grande,

la noche quiere consolarla.

Bebe la luna bajo el río y las libres piedras

sonríen en el aire.

Fue ese disparo

Volaron en añicos los vidrios empañados

y la sangre surgió

en medio de las almas.

Otra vez

una muerte vino a sembrar estrellas

en medio del tumulto,

una muerte inexcusable,

sin aliento,

apremiante,

se demora en la tarde

el abrazo

y la palabra.

Carlos Fuentealba

en muchos abriles

estaremos contigo.

……………………………..

Beatriz Karam

4 de abril 2007-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Un antes y un después de Carlos Fuentealba.

Un antes y un después de Carlos Fuentealba.

CARLOS FUENTEALBA ¡PRESENTE!

Un rayo hirió la historia

dividiéndola en un antes y un después.

En tu antes, pleno de sueños,

de proyectos e ideales,

de tesonera y cotidiana labor,

tu antes, Carlos, tu vida antes del horror.

Abril 4, de 2007,

una marcha como tantas otras,

junto a compañeros docentes,

unidos, luchadores.

Con la diaria problemática de

sobrevivir, anhelando dignidad,

insistir, peticionar y continuar…

Ser íntegro en el beso a los hijos,

en la docencia con carencias,

en no saber del día siguiente,

pero docente al fin, sin aflojar,

apretar los dientes, continuar

llevando como únicas armas a

la razón, a la justicia y a la verdad.

Tu antes, Carlos Fuentealba,

un maestro, un padre, un amigo,…

De pronto, una mente homicida,

una herramienta para matar,

y la historia cambió su rumbo,

las tizas se mancharon de sangre.

La historia sigue pariendo mártires:

  • Leones y hombres en un mismo foso.
  • El sacrificio de Sacco y Vanzetti.
  • Las mujeres calcinadas dentro de su fábrica.
  • La odisea de nuestros jóvenes en Malvinas.
  • La muerte de Teresa Rodríguez.
  • El accidente y muerte de Silvia Roggetti.
  • Los ciudadanos anónimos de la vida.
  • La docencia Argentina, como siempre descuidada, menoscabada.
  • Con la escuela pública, vapuleada sin descanso.

TODO SE HA SALPICADO DE INJUSTICIA

y surgen mártires del pueblo.

Pero junto a la Celeste y Blanca,

nuestra bandera que nos cobija,

levantamos ésta consigna:

no ceder, seguir firmes,

PARA QUE LA SANGRE,

TU SANGRE, Carlos Fuentealba,

allá en la Ruta 22, el 4 de abril de 2007,

no se haya derramado en vano.

Otras etapas, distintas épocas,

sigue la historia pariendo mártires,

también continúan los dueños del poder,

imponiendo su ley selectista,

despiadada e inhumana.

No importa, ya lo sabemos,

Aún con nuestros guardapolvos,

hoy, manchados con sangre,

seguiremos con nuestros reclamos,

como moderación, con respeto,

pero con firmeza.

Continuaremos diciendo: ¡Presente!

Como cada día de nuestro trabajo.

Por eso ahora repetimos:

¡Carlos Fuentealba! ¡Presente!

………………………

Ada Ortiz Ochoa (Negrita)

Sierra Grande- Río Negro.

Patagonia Argentina.

Carlos Fuentealba- Un nuevo mártir.

Carlos Fuentealba- Un nuevo mártir.

TIZAS BLANCAS MANCHADAS con SANGRE- ¡Todos somos Carlos Fuentealba!

Soy docente jubilada. Me ha tocado llegar a la etapa de acceder a la jubilación, pero sigo y seguiré siendo DOCENTE mientras tenga vida. Porque se nace docente y se muere siendo docente.

Lo ocurrido con Carlos Fuentealba, me hizo dar un giro de 90º, sobre algo que estaba decidido. Desde hace algunos días estoy invitada, junto a todos los escritores de la provincia de Río Negro, a una reunión en el Ministerio de Educación Provincial.

Como tengo libros editados, se ofrece a los escritores la compra, de parte del Ministerio, de veinte volúmenes a cada escritor, para destinarlos a bibliotecas y escuelas de la provincia. Además de la perspectiva del tentador encuentro con amigos a los que no siempre vemos, es también la oportunidad de poder compartir problemáticas comunes para la edición de libros y otros temas afines a esta tarea de escribir.

Agradezco sinceramente a los que pensaron este Encuentro con la sana intención de “hacer cultura”, por amor a la palabra escrita, también pido disculpas por desistir de mi presencia a esa convocatoria.

Pero luego de larga meditación, concluyo pensando que no “puedo hacerlo.

Mis colegas docentes están marchando por sus derechos y sus reclamos que no son escuchados. Yo soy docente y escritora. No puedo separar sin dolor una parte de la otra.

Pero mi conciencia, me repite empecinadamente temas de la realidad actual en este 2007.

v Carlos Fuentealba, abril 4 de 2007- Ruta 22, Neuquén. Un docente no violento, un trabajador de la educación. Esposa docente, dos hijos.- 41 años de edad. Asesinado con un disparo de granada.

v Salta y sus docentes, con sus necesidades diarias de subsistencia, donde no tienen cabida la promoción humana, ni sus derechos.

v “Masiva Marcha en Río Gallegos”- Diario Río Negro- jueves 5 de abril- “dos mil personas se movilizaron ayer en apoyo a los docentes que reclaman aumentos salariales y en repudio a la represión de Neuquén”.

v Río Negro, la provincia donde los docentes tienen el salario más bajo de toda la Patagonia, donde históricamente, gestiones tras gestiones gubernamentales, hacen oídos sordos a los imperiosos pedidos de una recomposición salarial acorde al costo de la vida. En este momento están en pie de lucha por sus justos reclamos y marchan el lunes 9 de abril a Viedma.

Pero, además de muerte de Fuentealba, de esta repetida y reiterada intentona de reclamar justicia, me duele que haya personas que critican tan duramente a todos los docentes, así sin diferenciar a unos de otros. Me hace pensar en un jueguito electrónico que fue prohibido a poco tiempo de conocerse. El juego consistía en atropellar personas con un auto. Y el puntaje mayor, lo daba el atropellar a una mujer embarazada.

Este juego, producto de una mente demencial, se parece al jueguito de los que opinan, enjuician y discriminan a todos los trabajadores de la Educación, sin recordar que la brasa quema en el lugar que cae, no más allá. Y estos personajes, son algunos de nuestros vecinos, ciudadanos comunes, pero también funcionarios que han dejado de cumplir con sus deberes, a pesar de haber iniciado su gestión con el juramento que “ante Dios y ante los hombres”.. “que Dios y la Patria me lo reclamen…”. De haber cumplido su misión, no habría escuelas que no están en condiciones de funcionar.

Si la misión ministerial, gubernamental, etc., encomendada, hubiera sido cumplida eficientemente, tendrían realmente un pueblo de hombres libres. Con salarios dignos, con trabajo eficiente porque cuentan con las herramientas necesarias, provistas por los organismos responsables.

Ahí sí, que se puede detectar qué trabajador cumple con su tarea y cuál no lo hace. Se puede exigir en algunos casos la mejor utilización de los medios a su alcance.

A las personas que a ciegas arremeten contra los docentes, discriminándolos y haciéndolos culpables del deterioro personal, social, del presente y del futuro, de nuestros niños y de nuestros jóvenes, van algunas preguntas:

v ¿Saben realmente de la realidad que se vive en las escuelas?

v ¿Leen las noticias que cuentan que en una localidad no comenzaron las clases porque las cloacas estaban colapsadas, en otras se caían los trozos de mampostería del techo y amenazaban con herir a los alumnos?¿ O estaban inundadas por cañerías rotas? Y sería largo enumerar las calamidades edilicias…

v ¿Tienen en cuenta que las sillas se rompen y las mesas de igual modo? ¿Aceptan que puertas, ventanas, paredes, el sistema de agua y de calefacción necesitan mantenimiento?

v Además, ¿toman conocimiento que la canasta familiar sube para todos y también para los docentes, mientras sus salarios se mantienen fijos?

v ¿Se enteran que a los docentes se les descuentan los días de paro y a veces cobran $2, teniendo que pagar los servicios de gas, agua y luz, mantener a su familia, también pagar alquiler aquel que no tiene vivienda propia?

v ¿Los que siempre crucifican al docente, suponen que la vocación docente consiste en plegarse al paro y quedarse sin haberes por cobrar? ¿Creen que hay una vocación docente por la violencia, por trasladarse a vociferar inútilmente sabiendo que no van a ser escuchados y lo más posible es que sean reprimidos con violencia? ¿Suponen que hay satisfacción por arriesgarse, aún sintiendo temor por la propia integridad física? ¡Y sin hablar del daño moral…!

v ¿Razonan que mientras más docentes hacen paro, el Gobierno tiene menos sueldos que liquidar? ¿Piensan que, mientras más docentes hagan paro, el gobierno tiene haberes ahorrados? Lo solucionan así, se les descuentan los días y con $2, arreglan el salario de cada docente.

v ¿Se razona lógicamente y se piensa que, antes de exigir a los docentes a cumplir con su labor docente sin protestar y obligados a ser sometidos sin chistar, alguien, responsable del ÁREA respectiva del engranaje ministerial, debe encargarse de CUMPLIR con el mantenimiento de los Establecimientos?

v Si realmente la preocupación son los niños, ¿velamos como padres por ellos? ¿y como funcionarios nos importa que tengan los establecimientos a los que concurren en perfecto estado?

¿Todo lo que les sucede a los niños o a los jóvenes es por culpa de los docentes? ¿Como padres cumplimos nuestros roles y nuestra responsabilidad?

Con respecto al cambio visible en las conductas de los niños y jóvenes, cada uno de nosotros, docentes y no docentes, debemos preguntarnos: ¿Inculcamos en el hogar normas de cortesía y de convivencia? ¿Sabemos , por ejemplo, pedir “por favor” dar “Gracias” y logramos esa misma respuesta amable en nuestros hijos?

¿Evitamos el trato grosero en familia para que esos niños y jóvenes no usen ese mismo vocabulario contra docentes y compañeros? ¿Nuestros jóvenes hijos están en casa al anochecer en lugar de andar de boliche en boliche hasta la madrugada, mientras nosotros los padres dormimos plácidamente? ¿Tenemos conocimiento de lo que consumen nuestros hijos?, ¿sabemos si han llegado a la droga, si se alcoholizan, se prostituyen, consumen viagra o son adictos a alguna de las otras drogas peligrosas? ¿Brindamos parte de nuestro tiempo como padres, para acompañar a nuestros hijos y conocemos el día a día de sus progresos o dificultades escolares, y también sus dificultades en la relación con sus amigos y compañeros? ¿Logramos comunicación con ellos? ¿Quizás, se nos han ido de las manos y ya no sabemos a quién achacar la responsabilidad? ¿Dejamos de cumplir nuestra misión como padres y luego pretendemos que el docente sea el responsable de todos los males que aquejan a nuestros niños y jóvenes?

A la persona que en el Diario Río Negro de fecha jueves 5 de abril de 2007, da su propuesta a los docentes, diciendo: “Si están disconformes con lo que ganan, renuncien masivamente a sus cargos y busquen otro trabajo, para que así de esta forma no le arruinen el futuro a los jóvenes que quieren estudiar y superarse….” También da propuestas para el Gobierno Nacional.

Felicitaciones para este señor de Neuquén, pareciera que en su vida todo está bajo control eficiente. Sus hijos no se le han ido de las manos, como padre será sin lugar a dudas, la corrección y el ejemplo. Con seguridad también tendrá el valor y la decisión de dejar su trabajo en cualquier momento si se nota ineficiente y encontrará otro trabajo a su medida. Para la mayoría de los ciudadanos no es tan simple y fácil ese tema.

Alguna repartición se está perdiendo a una persona que tiene todas las soluciones.

Aclaro que no pertenezco a ningún partido político, que no estoy agremiada a UNTER, ni a ningún otro gremio. Soy Independiente, solamente soy una docente que amó y respetó siempre su tarea.

¡ POR VOS, CARLOS FUENTEALBA, PARA QUE LAS TIZAS NO SE MANCHEN NUEVAMENTE CON SANGRE!

………………………………………………………………………………………………

Ada Ortiz Ochoa (Negrita)- Sierra Grande- Provincia de Río Negro- Patagonia Argentina.

Corresponsal Nacional de S.A.L.A.C. (Sociedad Argentina de Letras. Artes y Ciencias)

L.C: 3.199.196

adaortizochoa@yahoo.com.ar


Don Manuel Cayul-

Sorprendido

UN VECINO, MAPUCHE DE LEY.

 

 

El 30 de diciembre de 2006 murió Don Manuel Cayul. El Lonco, es decir Jefe, de la Comunidad Pehuen Che, del paraje del este de la Meseta de Somuncurá.

Yo conocí a Don Manuel, ¡todo un personaje! Lo conocí prácticamente desde que llegué a Sierra Grande, Río Negro, Argentina, en el año 1978.

Estuvo radicado siempre en Arroyo de los Berros, pero se movilizó permanentemente, ya sea por trámites, como por participaciones tanto comunitarias católicas como de la agrupación mapuche. Aunque tampoco era indiferente a todo lo que ocurriera en la localidad ya que él era materia dispuesta siempre que pudiera aportar su voz y su pensamiento como un ciudadano más.

La lucha por la identidad de su pueblo, lo acompañó mientras tuvo vida. A él le escuché rezar por primera vez la oración del Padrenuestro en lengua mapuche. Fue un mapuche “parlante” que se enorgulleció de su raza, su actitud fue bandera desplegada al viento.

Lo ancestral, los ritos, costumbres, los símbolos, las ceremonias y creencias de su raza lo tuvieron como defensor y memoria, que transmitía a los más jóvenes de su raza y a quien quisiera participar de una Rogativa Mapuche, un Camaruco o alguna Celebración como la del Inicio del Año Nuevo Mapuche, la Celebración Anual de los Wiñoy Xipantu que a fines de junio reúnen a diferentes Agrupaciones indígenas, pero a las que Don Manuel acercó siempre a sus amigos huincas, ya fueran camarógrafos, periodistas o vecinos. No hacía diferencias entre personas y luchó por lograr respeto y simpatía, precisamente haciendo conocer el espíritu de su raza mapuche.

Bregó siempre sin bajar los brazos por el orgullo y la identidad de su raza mapuche. Hizo presencia más allá de los límites de Argentina, participó de Congresos, de Encuentros, conferencias, entrevistas, hizo cualquier sacrificio desde sus limitaciones económicas para tener participación.

¡La alegría y agradecimiento de Don Manuel, cuando los Cóndores Andinos volvieron a volar sobre la zona atlántica! Para saber sobre este tema puedes tipear en Internet, nada más que su nombre: Manuel Cayul y tendrás amplia información. Además te enterarás de su lucha con detalles.

Don Manuel, con el mayor respeto hacia usted, hacia su vehemencia y coherencia en su lucha por mantener la identidad del pueblo mapuche, también por el respeto a sus orígenes y creencias, desde El Timonel le decimos: “Marí, Marí, peñí, a lo caimí”.

.......................

El tema del PCB´s.

SorprendidoHoy, 22 de diciembre de 2006, se realizó la Audiencia Pública, "Acciones hasta la erradicación de PCB´s en la localidad de Sierra Grande", hubo varios oradores, no fue debate, pero todo giró sobre el pedido de que desaparezca tan peligroso contaminante de nuestra localidad. Se solicitó en todos los tonos que sean llevados los tranformadores.
No solo son un peligro los tranformadores que están depositados, sino los que siguen en uso en la Empresa, los empleados de dicha Empresa minera conviven laboralmente con esa contaminación.
No se han cumplido Leyes y se violan acuerdos, cuando la única respuesta es la erradicación inmediata de PCB´s.
Como ciudadanos y como seres humanos tenemos derecho a la vida y la salud, pero también tenemos derecho a exigir que se respeten las Leyes que amparan la salud ambiental, pero que también velan por nuestra calidad de vida.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La frutita de la torta.

La frutita de la torta.

Indeciso

¡Una noche como tantas otras noches!

Anoche y también hoy, se les ha dado a los perros de la cuadra por alborotar los pensamientos. Para algunos les resulta insoportable... a mí me da por pensar y trabajar, específicamente: escribir.

Estos guardianes, que en mi cuadra y en mi barrio los hay por mayor, son los compañeros de cada familia.

También forman parte del paisaje cotidiano del barrio y perdonando lo que le hacen a los canteros y a las plantas que una riega laboriosamente, dan la nota bullanguera y son pintorescas sus corridas por la calle de tierra detrás de una bicicleta que se escurre entre ellos a la mayor velocidad posible. Parece un concurso de talentos.

 

Pero les gano con los horarios, a la hora que estoy escribiendo plácidamente ¡los perros ya han dejado de ladrar! Todo es silencio y es el momento en que mis antenitas están libres, avizorando el pensamiento y sacando de adentro, lo que quiero expresar.

El último que estuvo ladrando en forma medio aburrida fue Arturo ¿creen que estoy ofendiendo a alguien? ¡No! Me refiero al perro del frente que tiene nombre y apellido, se llama nada más ni nada menos que Arturo Méndez. Y tiene personalidad, es algo apocado, cariñoso pero tímido. Está atento al menor signo de ¡salga de aquí! Cuesta ganarse su confianza, es pacífico siempre que no sea la oportunidad de correr algún ciclista.

Arturo tiene una historia dramática, eso puede explicar su carácter acomplejado... pero esto lo cuento otro día.

 

 

Bueno, te brindé la transcripción de toda la Revista El Timonel, la del número 6, me refiero a la versión escrita en papel. Faltan solamente mis comentarios como Editorial y las páginas dedicadas a Walt Whitman. Pero como hay algo..., que la insistencia de muchos, ha logrado hacerme cambiar de parecer. Voy a agregar un cuento que me pertenece.

Resulta que en las ediciones escritas en papel, no incluyo mis obras, pero como he recibido varias reflexiones, algunos sermones también, y considerando que hay enorme mayoría de poetas y casi muy pocos narradores, acepto la sugerencia. Aquí va uno de mis cuentos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De Botica.-

 

Ada Ortiz Ochoa –Negrita –

 

 

 

-¡Gómez!- Abelardo, el farmacéutico busca a su empleado. Al no encontrarlo lo llama con mayor enojo.

-¡GÓMEZ!- varios frascos tintinean en los estantes. Está furioso, pero cuando ve a Gómez en la vereda con Doña Cleotilde, se contiene y regresa a la trastienda.

-¡Ah! Espere, señora, por favor un momento. ¡Acá está el farmacéutico!- dice Gómez con la cordialidad que lo caracteriza.

Entran en el local y mientras Cleotilde se pesa y hace un gesto de espanto por lo que marca la balanza, Gómez pasa por detrás del mostrador buscando a su patrón.

Abelardo está sentado delante de su escritorio, sobre el cual da pequeños golpes contenidos, ¡que si los da con toda la furia que le dicta su bronca, ¡seguro que lo parte!

-¡Don Abelardo, la señora Cleotilde tiene colitis.- dice con toda corrección el bueno de Gómez.

-¡Que se ponga un corcho!- brama Abelardo, mientras Gómez le hace señas de que... ¡calma! ¡calma!, y continúa en voz baja.

- Ocurre que pide, que le dé usted el medicamento y en cuanto cobre la pensión se lo abonará.-

-¡NO PUEDO! – la respuesta violenta hace encoger a Gómez con un gesto de protección.

-¡Acaban de cortarme la cuenta corriente con las droguerías! ¡Hasta que no abone, no hay más provisión de mercadería! – y concluye con tono compungido.

-¡Andá! ¡Andá! ¡Haceme el favor! ¡Vendele un corcho!-

A Cleotilde ya no le queda qué curiosear, y decide reclamar. Siente cuchichear, pero por más que lo intenta, no alcanza a oír nada más que palabras sueltas, pero algo pasa ¡y no es bueno!

-¡Oigan! ¡Eh! ¡Gómez! ¡Don Abelardo! ¿Se durmieron? ¡Ya me pesé como diez veces!-

-¡Decile que se vaya! ¡Esa vieja bruja! No estoy de ánimo para soportarla.- le suplica el farmacéutico.

Para esto, Doña Cleotilde ya tiene más o menos armada la situación, los tonos de la conversación han pasado por la indignación, la desesperación, el dolor y la súplica.

-¡No pienso quedarme en ayunas! ¡Que no se diga que la Cleotilde se queda alguna vez a medio camino!- afirma mientras da un rodeo al mostrador y entra en la trastienda con los ojos desmesurados de curiosidad.

-¡Don Abelardo! ¿Qué le ocurre? ¡ Si está como loquito!-

-¡A mí nadie me trata de loco ni de loquito! ¡Vieja sonsa!- ruge levantándose de un salto.

Gómez se pasea del despacho a la trastienda, en el colmo del nerviosismo.

-¡ Menos mal que este sábado a la siesta no pasa ni un alma!- tranquilizado a medias, echa miradas recelosas hacia la calle.

-¡ Me gustaría sentarme! Estoy un poco cansada.- Abelardo hace un gesto de rechazo, pero Gómez no lo ve. Tiene asumido eso de que el “Cliente siempre tiene razón” y pregunta con amabilidad.

-¿Le traigo una silla?- une la palabra a la acción y... - ¡Siéntese señora!-

-¡Gracias, Gómez, es muy amable! ¡Don Abelardo, debe ser muy grave lo que le ocurre!- el tono de Clotilde es comedido y atento.

A los pocos minutos de conversación, ya está interiorizada de lo que sucede. De ahí en más el espíritu emprendedor de Cleotilde se pone de manifiesto, una vez más en su larga vida es el ingenio lo que cambiará el curso de los acontecimientos más diversos.

-¿Qué tiene en esos cajones?-

-¡Yuyos!- contesta Abelardo de mala manera, admirado por lo estúpido de la pregunta.

-¡Y los tiene embalados! ¡Sin abrir la carga! ¡Permiso, pero necesito un martillo, también tijeras y un destornillador!- la excitación redobla las energías de Cleotilde, ¡y ni se acuerda de su colitis!

-¿A ver que hay aquí? ¡Ajá! ¡Paico, que es bueno para curar el empacho y valeriana para los nervios! ¡El quimpe para el catarro y el almidón de trigo para la colitis! ¡Ah, y la barba de choclo es buena para los riñones! ¿Sabe, Don? ¡En un tecito se le alivianan las aguas! ¡Amamelis, yerba la meona y yuyitos para el mate! ¡Pero esto es el paraíso, Don Abelardo!-

El viejo farmacéutico la mira sin comprender. ¿Todo ésto le causa tanta alegría a la mujer? ¡Mujeres!, ¿quién las entiende? De una pavada hacen un mundo. De una insignificancia hacen un drama.

Ya se ha olvidado del tema, hace, hace... ¿cuántos años hace que vegeta en este negocio, que en algún momento ha sido próspero y floreciente? Desde que quedó solito, cuando ella fue derrotada por la enfermedad que le agregó años y tristeza. Se acuerda de un refrán criollo, que dice más o menos así. “Por qué será, que la prenda que uno más quiere, si no se muere, se va.” Luego de sentirse acorralado por los apremios económicos y de repasar la soledad y tristeza de su vida, se siente aún más viejo y cansado.

Ha pasado algún tiempo, y una noche de verano, luego de terminar su trabajo en la farmacia, Gómez se retira.

Mientras recorre cuadras silba suavecito, no mira el entorno ya que camina con los ojos bajos y en cada paso observa inconscientemente la punta de los zapatos que de tan brillosos parecen un espejo y reflejan las luces de la calle. Se corrige, y siempre atento a suprimir los errores, observa a su alrededor. La gente aprovecha para caminar, para estar sentados en la vereda, para...¡y sí! también las parejas aprovechan la noche para prodigarse caricias, pero buscando los lugares menos iluminados. Aunque a muchos no les importa besarse delante de todos.¡Estos jóvenes!¡Cada vez más desinhibidos!

Cuando llega a su prolijo departamento, siente que como siempre todo está en orden. Así como es su vida: ordenada y prolija, sin los vaivenes e improvisaciones que muchas veces acarrean problemas a la gente.

Gómez escribe en el cuaderno grande, con su bonita letra, estilizada y pareja. El aspecto de la hoja es pulcro y luce impecable. Su capacidad como escribiente, el carácter amable y respetuoso, unidos a la honradez sin vicios, le han asegurado siempre un empleo.

Pero en ese momento tiene la sensación de ser irremediablemente viejo. ¿Qué le pasa? Asume de pronto que ha llegado a la madurez con demasiada rapidez. Todo eso y mucho más piensa en esa noche. Sí, esa noche se le ha dado por pensar y por escribir. Relee lo escrito después de la sobria cena en su pequeño reducto de soltero.

Después de la fecha, ha redactado: “ Luego del descubrimiento, la señora Cleotilde, comienza a ir todas las tardes a seleccionar los yuyos y otros artículos. Don Abelardo se lo permite después de aclararle que no puede pagarle nada.”

Sigue relatando los pormenores de la marcha del negocio, algunas veces anota también acontecimientos nacionales, mundiales y locales. Es una forma de llenar sus horas sin tener cómo compartir la conversación con nadie.

Desde la intervención de Cleotilde ¡ todo ha pasado rápidamente y es, casi, de un año el tiempo transcurrido!

Ahora tienen una sociedad donde la Herboristería la atiende él, la Farmacia Don Abelardo y una Rotisería a cargo de Cleotilde, con una empleada que la secunda cuando ella desaparece del despacho y marcha a la cocina, donde además de cocinar exquisiteces, cura el empacho, la pata de cabra y el mal de ojo.

¡Han cambiado tantas cosas! Doña Cleotilde demuestra no ser tan vieja y Don Abelardo se da cuenta enseguida. Se pone pintón y atento, apoya las iniciativas de Cleotilde. Ella, con buen carácter bromea:

-¡ Abelardo! no te olvides de pedir gotas para el hígado, carqueja y boldo. Mirá que esta semana pienso lucirme en la rotisería con las variedades de la cocina italiana, ¡mucha salsa y picantes! ¡Tenemos que estar preparados! ¿Eh? Porque si alguien se siente mal ¿A dónde va a comprar, Abelardo?-

Gómez suspira y decide que es hora de buscar el merecido descanso, claro que la decisión es sólo suya. No comparte con nadie. Solo, siempre solo.

-¡Cómo cantan las chicharras ésta noche de verano!- sí, a Gómez, el siempre correcto Gómez, se le ha dado por pensar.

Cleotilde ha cambiado todo, hay más familiaridad con la clientela, vienen con gusto aunque sea para saludar, y a Don Abelardo que parecía un caso sin remedio, le ha contagiado la alegría y el deseo de luchar por el negocio. Parecen dos chicos, compartiendo alguna travesura, pero al llegar el momento de los números, todo el mundo se pone serio.

Va hacia la ventana de su habitación y la abre. Un suave perfume de madreselvas y de glicinias aroma el tibio aire y escucha en la galería de abajo el bullicio de la gente que comparte en esa casa de pensión. Él no acostumbra a bajar después de la cena, casi no conoce a sus vecinos, y se siente al margen de esa alegría.

-¿Qué cosas me estoy perdiendo?-

Mira su carpeta de datos, llena de fechas, ¿documentando qué?... Toma la lapicera y con mano firme escribe:

-“Las mujeres son un mal necesario”.- relee y corrige, sin importarle el borrón.

- “LAS MUJERES SON UN MAL...¡TAN NECESARIO!”-

··························

Sierra Grande- Río Negro- Argentina-

¡La Pluma Cucharita!

Burla

Mirta graciela itchart.

Bahía Blanca- Buenos Aires-

Argentina.

Mirta, vive desde niña en Bahía Blanca. Publicó las obras de poesía “Tiempo de andar” y “Mascarones de Proa y otras Máscaras”, el libro de cuentos “De abandonos extraños” y “Muchacha en Bicicleta”, un exquisito poemario del que extraemos algunos temas para compartir con los lectores, en esta entrega de “El Timonel”.

Es docente y coordina desde hace doce años el Taller de Escritura Creativa para niños, adolescentes y adultos. “La Pluma Cucharita” y es editora responsable de la Revista Literaria del mismo nombre. Hemos podido gustar de estas ediciones, ya que gentilmente las enviado periódicamente por correo electrónico. Gracias, Mirta, por tus atenciones.

 

 

ZAGUANES PARA ADENTRO.

Hay zaguanes de humo

donde roza el latido.

Vida vieja,

ayer de fuego / sol sin inocencia.

Zaguanes con pasos de tigre

visitante de la noche,

(las noches

son los tigres

y los barrios ahondan garras)

Hay zaguanes donde

los besos

toman forma,

acechan.

Y el humo.

La bruma

que moja las pupilas,

empapa la boca.

Los zaguanes atrapan.

..................Mirta Graciela Itchart

 

 

ABANDONADA

Mis ojos ya son tus ojos.

Quisiste la mirada

y me brindé entera.

Abandonada.

Sé que ya no alcanzan las palabras,,

alargaré el viento

que silbador y huraño

se teje en mis moradas.

Si yo cierro los ojos

todo el amor que tengo

se me duerme en los párpados.

y el sueño,

sueño viejo, enamorado

Se demora en la espera.

Abandonada.

Así como me dí

te estoy buscando.

............... Mirta Graciela Itchart.

¡La cordobesa María Lina!

Beso

maría lina picconi.-

 

 

 Córdoba, Capital de la Provincia-

 Argentina.

 

 

       ¡Esta magia de resultar amigos, nada menos porque hemos sido unidos por la calidez de la palabra escrita! De tantos libros que se reciben, por intermedio de amigos, o por que alguien pasó una dirección, y hay otro alguien que decide enviar generosamente su obra, esperando una apreciación sobre su trabajo... De ese modo o de otros surgen muy seguido amistades literarias. Una de esas amistades, es la que me une a Lina. Ella me hizo llegar su obra Sinfonietta.

      Pero, además de su libro, que me permite conocer su alma en cada verso, ella se muestra como una constante trabajadora en pro- de la cultura. Participa, comunica, hace y comparte, haciendo muy buen uso de la electrónica, puesta al servicio de los medios de comunicación y de la difusión cultural. Le damos la bienvenida a “El Timonel”, aquí están sus obras.

      

 

 

 La vida consume

Las horas

Así, como el fuego

a los maderos...

Y al final del recorrido

ambos quedarán

reducidos, simplemente

a etéreas cenizas.

¡Qué inconsciente

es la vida!

¡Qué inútiles

los maderos!

¡Cuánta semejanza

guardan,

y cuánta diferencia

esconden!

 

La vida, fuerte y constante.

Los maderos, gallardos...

valientes.

Más su final es

tan imprevisible

y...a la vez...

tan semejante.

 

............... María Lina Picconi.

 

 

 

     

Crepúsculo multicolor

con finos hilos dorados,

crisol de recuerdos...

cantos, guitarras,

quenas y bombos.

 

                .....María Lina.

 

 

 

 ¿Conoce  alguien el dolor

de un alma solitaria

con la mirada perdida

en la distancia

y el tiempo?

 

 

         ..... María Lina

 

  Mi ciudad tiene

un rumor de duendes.

y un sabor a...

café con crema,

que se lo huele

desde la distancia.

Un parque con

miles de soles

que llenan las ventanas

de cada uno de los edificios

que la rodean.

Un río impetuoso

que la cruza,

lleno de tormentos

y y reminiscencias indias.

Mi ciudad tiene

ese misterio,

que gusta...

paso a paso

a cada turista

descubrir silbando.

 

     ..................... María Lina Picconi.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres