Blogia
eltimonel

Un antes y un después de Carlos Fuentealba.

Un antes y un después de Carlos Fuentealba.

CARLOS FUENTEALBA ¡PRESENTE!

Un rayo hirió la historia

dividiéndola en un antes y un después.

En tu antes, pleno de sueños,

de proyectos e ideales,

de tesonera y cotidiana labor,

tu antes, Carlos, tu vida antes del horror.

Abril 4, de 2007,

una marcha como tantas otras,

junto a compañeros docentes,

unidos, luchadores.

Con la diaria problemática de

sobrevivir, anhelando dignidad,

insistir, peticionar y continuar…

Ser íntegro en el beso a los hijos,

en la docencia con carencias,

en no saber del día siguiente,

pero docente al fin, sin aflojar,

apretar los dientes, continuar

llevando como únicas armas a

la razón, a la justicia y a la verdad.

Tu antes, Carlos Fuentealba,

un maestro, un padre, un amigo,…

De pronto, una mente homicida,

una herramienta para matar,

y la historia cambió su rumbo,

las tizas se mancharon de sangre.

La historia sigue pariendo mártires:

  • Leones y hombres en un mismo foso.
  • El sacrificio de Sacco y Vanzetti.
  • Las mujeres calcinadas dentro de su fábrica.
  • La odisea de nuestros jóvenes en Malvinas.
  • La muerte de Teresa Rodríguez.
  • El accidente y muerte de Silvia Roggetti.
  • Los ciudadanos anónimos de la vida.
  • La docencia Argentina, como siempre descuidada, menoscabada.
  • Con la escuela pública, vapuleada sin descanso.

TODO SE HA SALPICADO DE INJUSTICIA

y surgen mártires del pueblo.

Pero junto a la Celeste y Blanca,

nuestra bandera que nos cobija,

levantamos ésta consigna:

no ceder, seguir firmes,

PARA QUE LA SANGRE,

TU SANGRE, Carlos Fuentealba,

allá en la Ruta 22, el 4 de abril de 2007,

no se haya derramado en vano.

Otras etapas, distintas épocas,

sigue la historia pariendo mártires,

también continúan los dueños del poder,

imponiendo su ley selectista,

despiadada e inhumana.

No importa, ya lo sabemos,

Aún con nuestros guardapolvos,

hoy, manchados con sangre,

seguiremos con nuestros reclamos,

como moderación, con respeto,

pero con firmeza.

Continuaremos diciendo: ¡Presente!

Como cada día de nuestro trabajo.

Por eso ahora repetimos:

¡Carlos Fuentealba! ¡Presente!

………………………

Ada Ortiz Ochoa (Negrita)

Sierra Grande- Río Negro.

Patagonia Argentina.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Anónimo -

horrajjdjjdllkkfccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccccagarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ester Faride -

Negrita- nuevamente en tu sitio y dejando en èl mi admiraciòn por tus escritos-
Un cariño enorme y siempre vamos por màs los que llevamos en el alma la energìa pura de la palabra escrita-

Ester Faride -

amiga mìa: Tu sensibilidad como MUJER, poeta, DOCENTE, ESCRITORA Y AMIGA, es un sìmbolo palpable de tu gran corazòn-
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres