Blogia
eltimonel

OTRO ESCRITOR SIERRAGRANDENSE.-

OTRO ESCRITOR SIERRAGRANDENSE.- Indeciso

CARLITOS OLMEDO.- Para cambiar un poco, vamos con un varón. Todo un artista él. Escribe canciones y las interpreta, tanto canta Rock, con canciones propias, como edita sus propios temas de neto sabor autóctono, y lo hace con un grupo instrumental o acompañándose en guitarra, asume el compromiso de ornamentación en algún local o hace maravillas con sus pinceles.

Auténtico y creativo, como cuando le canta a su abuelo “pilchero”, Don Mussa Karam, que fue uno de los tantos personajes típicos de esta Patagonia, todavía indescifrable, misteriosa y tan querida. Es además actor, escenógrafo y ¡muchas cosas más, además de artista plástico! Y desde hace poco, guionista cinematográfico.

Pero, no podemos evitar el diminutivo que es su sello y su identidad. Para esta página, los trabajos de Carlitos.

 

 

 

UN DÍA DE ÉSTOS...

Un día de éstos...

voy a volverme loco.

Un día tengo pensado caminar sobre brasas al rojo vivo,

o sobre vidrio molido.

Correr desnudo por las calles de este pueblo tan lleno de prejuicios.

Subirme arriba de un techo,

gritar por un megáfono que odio las matemáticas.

Saludar a los que nunca me saludan.

Eructar en una cena paqueta.

Y ¿sabés qué?

Voy a perdonar a todos aquellos que alguna vez me lastimaron.

....................Carlitos Olmedo.

 

 

 

 

EL DIFÍCIL OFICIO.-

Nos cansamos de dar...

y fue entonces cuando nos dirigimos

hacia el frente de la casa,

tomamos los sillones de la playa,

y en pleno invierno,

comenzamos a mirar la caída del sol.

El silencio es aliado del vacío,

como lo son las lágrimas del dolor.

“Algún ellos también se irán”,

murmuraste...

Es cierto, quizás volvamos a tener tiempo

para besarnos cuando eso ocurra. Pensé...

Entonces, suavemente, como si supieras

predecir lo que mis neuronas comentan,

acariciaste suavemente mi mano con el

costado de la tuya

me miraste con tus ojos profundos y

nos besamos.

Ellos dormían.

..............Carlitos Olmedo.-

 

 

 

Se fue caminando.

Cansado de las infamias

omnublinado por las largas colas del subte

con un dejo nostálgico en su mirada citadina

decidió marcharse.

LEJOS

BIEN LEJOS

Como si la distancia fuera la solución de las soledades.

Como si hubiera fórmulas escritas para cada uno de nuestros estados.

Se alejó...

Y no se fue solo.

Llevó consigo una bolsa de trastos viejos:

Una taza,

promesas que había hecho a medio mundo,

un jarro oxidado y sin manija.

Mentiras que nunca se animó a revelar.

Un cortaplumas, recuerdo su infancia en el campo.

Su eterna amargura por no triunfar en la metrópolis...

No quería llegar rápido,

quizás,

por eso se fue caminando.

Tampoco tenía destino alguno...

Quizás,

por eso se fue caminando.

............................ Carlitos Olmedo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

ester Faride MATAR -

Bellisimo poemario-
Un lujo leerlo-
Realmente cuando me detengo en escritos que llegan a mi corazón, tengo la obligaciòn interior de contarle a su autor mi emociòn...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres